Turismo enológico Ciudad Real

Marina Rodriguez

15 octubre 2019

No hay comentarios

Turismo enológico en Ciudad Real

Si estás pensando en hacer turismo enológico en Ciudad Real, no te puedes perder este post, donde te contamos un poco de historia y lugares que visitar para conocer de primera mano el proceso de producción de la uva.

CASTILLA LA MANCHA: TIERRA DE VINOS

Muchas zonas de España pueden presumir de tener buena uva y una producción de vino elevada y de calidad. Desde La Rioja, la Ribera del Duero hasta La Mancha – en la que nos centraremos en este post – todas ellas son conocidas por producir el vino que, por consiguiente, se disfrutará en la península y que también se exporta en grandes cantidades. Y es que, en España, al igual que en otras zonas del mundo, gran parte de su cultura gira en torno al vino, un producto de consumo diario presente en la mesa de los españoles. Por ese motivo, es entendible que el turismo se diversifique y una de sus líneas sea el enoturismo, cada vez más recurrente en el que los turistas desean acercarse más al mundo vinícola y conocer más de cerca los procesos de cosecha, fermentación y transformación de la uva en el preciado líquido.

Si hay algo por lo que es conocida la Mancha es por el Quijote de cervantes y por el vino. Sin embargo, en este post nos centraremos en el segundo. ¡Vamos allá!

CIUDAD REAL: CAMPOS DE VIÑEDOS Y TURISMO ENOLÓGICO

El turismo enológico en Ciudad Real es muy diverso y cada año aumenta el número de personas que quieren conocer la cultura del vino de Ciudad Real. Nosotros te acercamos un poco más a la tradición enológica de esta zona, pero lo mejor, sin duda, será probarlo.

Castilla la Mancha es la zona que mayor extensión de tierras tiene dedicadas al cultivo del vino del mundo, que prácticamente supone casi la mitad de las tierras de cultivo de parra de España, por lo tanto, es entendible su importancia en la cultura vinícola. Los viñedos se encuentran entre los 700 y 900 metros de altura, y las condiciones meteorológicas, si bien son perfectas para el desarrollo de la uva, son las que determinan el nivel de vendimia de año a año. El crecimiento y maduración de la uva suele durar entono a 230 y 250 días, hasta su cosecha y posterior transformación, que comienza mayoritariamente en septiembre, aunque, en el caso de la uva Chardonnay, es en agosto.

A continuación, te explicamos qué tipo de uva se cultiva en Castilla la Mancha y sus características más representativas:

Cahrdonnay: ya que es la que primero madura, empezaremos por ella. Esta uva de origen y nombre francés, es de piel verde y produce un vino blanco de gran calidad y de sabores con tendencia tropical.

UVAS TRADICIONALES DE CASTILLA LA MANCHA

Tempranillo: esta es la uva tinta tradicional de Castilla la Mancha. Curiosamente, el vino que se producía en los años 70 y 80 se mezclaba con vinos blancos. Sin embargo, hace unos años se comenzó la producción aislada de esta uva, es decir, vinos procedentes únicamente de esta uva, sin mezclar. Las características típicas de este vino son el color rojo burdeos o color picota, ambos de gran intensidad, con sabores de frutos rojos como bayas, frambuesas…

Airén: este tipo de uva es, junto con la tempranillo, la clase más extensa y tradicional, eso sí, de uva blanca. También es de la más producida en el mundo entero. Esta clase de uva, no es de las que mejor calidad y sabor tienen sus vinos, de hecho, la industria ha tenido que invertir muchos esfuerzos para mejorar su producción y conseguir que durante la creación del vino no se pierdan sus sabores más agradables. Sus características son: color amarillo pálido con aromas afrutados.

OTROS TIPOS DE UVAS EN CASTILLA LA MANCHA

Cabernet Sauvignon: esta cepa de uva tinta es de las pocas presentes en todos los países productores de vino, de modo que es de las más conocidas. Las características de esta uva es que su vino cuenta con colores intensos de rojo frambuesa, con sabores muy específicos y característicos que se hallan sólo en esta uva y un elevado número de taninos, muy beneficiosos para la salud en cantidades controladas.

Sauvignon blanc: esta uva blanca se caracteriza por originar vinos y mostos de fuerte aroma y alta calidad. Procede de Francia y es de climas principalmente fríos.

Garnacha: de esta uva se obtienen vinos tintos e incluso rosados equilibrados, pero también con alto contenido en alcohol. Las crianzas no pueden ser largas ya que evoluciona de forma rápida.

Bobal: esta uva tinta de muy alto rendimiento produce vinos de muchísimo color puesto que su uva llega a alcanzar un color cercano al negro. Eso sí, no son aptos para largas crianzas. Con la perfección de la técnica, se ha llegado a conseguir producir vinos rosados bastante conseguidos.

Syrah: también un tipo de uva tinta, cuyo origen se sitúa, con falta de certeza, en el Valle del Ródano. Son vinos de color de mucha intensidad. con mucha capacidad para envejecer, por lo tanto, pueden envejecer en barricas y de color de mucha intensidad.

Macabeo: de esta uva de procedencia española, concretamente de La Rioja y algunas zonas de Cataluña, nace un vino blanco con bastante cuerpo, curiosamente. Además, también se utiliza en la producción de cavas y vinos espumosos, especialmente en la zona de Cataluña.

Merlot: otra de las uvas tintas presentes en todos los países productores de vino. Tiene aroma y color muy potentes y característicos. A menudo se mezclan con producciones de otro tipo de vino, principalmente con la variedad anteriormente mencionada Cabernet Sauvignon. Después de poneros al día sobre las variedades de cepas que se cultivan y producen en Castilla la Mancha, te animamos a conocerlas de primera mano. Te aseguramos que tu visita enológica será un recorrido lleno de viñas, pueblos y campos del Quijote.

Si vas a disfrutar de unos días de descanso y aprovechar para acercarte más a la cultura del vino de Ciudad Real, en nuestro hotel Doña Manuela podrás disfrutar del confort que necesitas, además de degustar la comida tradicional manchega y sus vinos.