Historia de Daimiel

laura

14 mayo 2020

No hay comentarios

Historia de Daimiel

En la comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, y más concretamente al noreste de la provincia de Ciudad Real se encuentra la localidad de Daimiel. La historia de este municipio es muy interesante, ya que el primer asentamiento humano en esta zona se remonta al año 2450 a.C. Por eso en este post vamos a hablar sobre la historia de Daimiel.

La historia de Daimiel comienza hace muchos siglos. En esta localidad fueron encontrados restos de asentamientos íberos y romanos. Por esta razón, se sabe que esta zona estuvo habitada durante toda la Edad Antigua. Más adelante, el hecho de que esta ciudad se encontrase tan próxima al río Guadiana hizo que se convirtiese en un enclave estratégico importante durante la Edad Media, lo que ocasionó varias guerras.

Tanto cristianos como musulmanes lucharon por el dominio de la ciudad, trayendo consigo construcciones de guerra como el castillo de Daimiel, ahora inexistente. Con la victoria cristiana comenzó la repoblación de la zona, convirtiendo a Daimiel en una posesión importante de la Orden Militar de Calatrava por sus fértiles campos.

Es en el año 1245 cuando aparece por primera vez en un documento escrito el nombre de esta ciudad: “Daymiel”. Finalizada la guerra comenzó el crecimiento económico y social de Daimiel, lo que conllevó a la construcción de la Iglesia de Santa María La Mayor. En el siglo XVI Daimiel se constituye como una de las poblaciones con mayor número de habitantes de la zona manchega.

Durante la Edad Moderna tuvieron lugar procesos de la Inquisición contra 6 mujeres acusadas de brujería. Es por esta razón que Daimiel pasó a ser conocida como “el pueblo de las brujas”. Actualmente, la ciudad de Daimiel esto utiliza este hecho como un reclamo turístico. Durante el siglo XIX la por entonces villa de Daimiel pasó por altibajos económicos, hasta que en 1860 fue reconocida como ciudad por la regente María Cristina.

Dónde dormir en Daimiel

En la zona céntrica de la ciudad de Daimiel se encuentra nuestro Hotel Doña Manuela, donde encontrarás un espacio íntimo y relajado para descansar y relajarte disfrutando al máximo de tus vacaciones. Nuestras instalaciones están diseñadas para ofrecerte la mejor de las estancias, y mientras nosotros nos ocupamos de garantizar tu comodidad durante tu estancia tú solo deberás preocuparte en disfrutar. ¡Te esperamos!