Gentilicio de Ciudad Real

Marina Rodriguez

16 octubre 2019

No hay comentarios

Gentilicio de Ciudad Real

El gentilicio de Ciudad Real, el de Lugo, el de Jaén, el de Tarragona, el de Badajoz, el de Guadalajara…de manera general nos es fácil saber o dar con el gentilicio de la mayoría de las provincias de España, sin embargo, dar con algunos, como es el caso de las anteriormente mencionadas, llega a suponer un auténtico suplicio. Por eso, nosotros te ayudamos en este post a averiguar cuáles son los gentilicios más enrevesados de las provincias españolas. ¡Toma nota!

Gentilicios en España

Los gentilicios son adjetivos que se utilizan para denotar relación con un lugar geográfico. Aunque hay jerarquías de gentilicios, empezando por los gentilicios de barrios y terminando por gentilicios de continentes, en el caso de este post nos centraremos en los gentilicios por provincias españolas. Como hemos dicho, a continuación, os vamos a presentar una lista con los gentilicios más extraños o duros de roer y que hay que aprender casi de memoria:

Gentilicio de Badajoz: pacense, badajocense, badajoceño, -ña, beturiense son las variantes para denominar a los lugareños.

Gentilicio de Vitoria: Vitoriano, -na. Parece obvio, pero es mucha la gente que lo dice de forma incorrecta.

Gentilicios de Castilla la Mancha:

Gentilicio de Ciudad Real: Ciudadrealeño es la forma correcta de denominar a los autóctonos de esta provincia manchega.

Gentilicio de Cuenca: Conquense, -sa se denomina a los provenientes de la ciudad colgada.

Gentilicio de Guadalajara: Guadalajareño, -a, arriacense, caracense son las variantes del gentilicio de los autóctonos.

Gentilicios de Galicia:

Gentilicio de Pontevedra: Pontevedrés, -sa es el modo en que se llama a los autóctonos de Pontevedra.

Gentilicio de Lugo: Lucense y en algunos casos también se les denomina lugués, pero en este último caso hay que diferenciar por sexo, es decir, luguesa en caso femenino, todo lo contrario a la primera forma, que es unisex.

Gentilicio de Orense: Orensano, -na es la forma exacta de denominar a los lugareños.

Gentilicios de Andalucía:

Gentilicio de Huelva: choquero, -ra, huelvano, -na, huelvense, huelveño, -ña, olvisino, -na, onubense. Ahí es nada, quien sea capaz de aprenderse todas las formas de denominar a los autóctonos de Huelva, se merece todo el respeto.

Gentilicio de Jaén: jiennense o jienense, giennense o gienense, jaenero, -a, jaenés, -a y aurgitano, -a. Lo cierto es que este es un caso especial, pues tiene un montón de gentilicios, como hemos podido ver, todos ellos correctos.

Gentilicios de Cataluña

Gentilicio de Lérida o Lleida: ilerdense o leridanos, -as, para diferenciar por sexo.

Gentilicio de Tarragona: Tarraconense, -sa. Para llamarse adoptan la raíz de su nombre romano, cuando se levantó la ciudad de Tarragona.

Gentilicios de Aragón:

Gentilicio de Huesca: Oscense, -sa. Aunque es de los más conocidos, se merece un hueco en esta lista ya que su gentilicio difiere mucho del nombre de la provincia a la que hace referencia.

Gentilicio de Teruel: Turolense, -sa es como debes referirte a los autóctonos de la provincia aragonesa.

Gentilicios de Castilla y León:

Gentilicio de Burgos: burgalés, -a, burgués, -a, burcés, -a, burgense son todas la formas de llamar a los provenientes de Burgos, aunque la más común es la primera.

Gentilicio de Salamanca: salmantino, -a, salmanticense, salamanqués, -sa, salamanquino, -na o charro

Gentilicios de las Islas Canarias:

Gentilicio de las Palmas: Palmesano, -a o palmense es la forma correcta de denominar a los nacidos en La Palma de Gran Canaria.

Gentilicio de Tenerife: Tinerfeño, -a, son los gentilicios que debes usar para llamar acertadamente a los autóctonos de la isla.

Esperamos haberte ayudado con los gentilicios más complicados. En nuestro caso, somos un hotel ciudadrealeño, y todos aquellos ilerdianos, tinerfeños, conquenses, pacenses, lucenses y demás que quieran venir a visitarnos, serán recibidos con los brazos abiertos.